Pancho Saavedra decidió buscar una mascota junto a su marido para que les hiciera compañía. Querían que no fuera maldadoso pero si muy regalón, ya que el animador se consideraba “maniático” antes de tenerlo. Acorde a las necesidades que ambos tenían respecto a tener un perro, descubrieron que les convenía uno de raza Shih Tzu, así que se pusieron en contacto con un vendedor, que según contaron, los “interrogó el 13 de septiembre antes de dejárselo”.

Lo bautizaron con el nombre de “Upi” por la película “Up”, ya que, según Pancho Saavedra, “se parece un poco al viejito de la película”. Además, el animador le creó una cuenta de Instagram a su mascota. “Es una manera divertida de conectarse con gente que ama los perros como yo”, mencionó a LUN.

El conductor aseguró que Upi ha sido un gran aporte en su familia, “tener un perro nos hizo bien como familia. Cambió la dinámica de la casa. Antes era todo mucho más monótono, llegábamos y veíamos Netflix, pero este perro llegó como alguien de quien ocuparse. Ha sido como una guagua a la que tienes que cuidar, porque cuando tienes una mascota, hay que ser responsable de ella.

“Para nuestra familia el Upi fue un regalo, nos robó el corazón. Nos reíamos porque la rutina era trabajar, comer, conversar, tomarse un trago, estudiar para el otro día y acostarse. En cambio, ahora llega un animal que hace que uno tenga responsabilidades, como los paseos, jugar con él, el veterinario, su comida y sus vacunas”, agregó Pancho Saavedra.

“Es un miembro más de la familia, a veces duerme en la cama arriba de nuestras cabezas, aunque ahora prefiere su propia cama. En mi Instagram subí un video de él roncando con la cabeza apoyada en la almohada, porque es como un humano más. Es más educado que yo porque contratamos un adiestrador”, finalizó.