La noche de este sábado 1 de mayo, Pancho Saavedra y su equipo de “Lugares que Hablan” regresaron a Chaitén, Santa Lucía y sus alrededores para reencontrarse con viejos conocidos del programa.

En su visita a la señora Rosalba Soto, quien en 2017 destacó por hacerle la competencia a Pancho al reírse tan fuerte como él, la mujer se mostró igual de risueña que siempre a pesar de estar encerrada en su casa debido a un resfrío.

Al preguntarle cómo le ha ido en estos años, reveló que ahora la reconocen gracias al espacio de Canal 13 y que le ha ido bien en la venta de sus tejidos.

En 2017, Santa Lucía sufrió un aluvión y hoy, el equipo de “Lugares que hablan” visitó y conversó con todos los sobrevivientes de esa tragedia, demostrando la resiliencia de sus habitantes.

Junto a Gladys y su familia, quienes tienen un museo que recuerda lo sucedido, y junto a ellos Pancho Saavedra va hasta el lugar donde se desprendió el glaciar que provocó el aluvión.

Luego se encuentran con Maribel una mujer trabajadora que hace artesanía con deshechos y además es cantante y compositora. Ella le enseñó al programa cómo trabaja el material para realizar su arte.

Ella les mostró el difícil camino que deben recorrer para poder visitarse y comunicarse, y sobre todo una huella que los niños deben seguir para poder ir a la escuela. Y para finalizar, el animador bautizó una lancha a pedido de los habitantes del sector de Loyola.

¡Revisa aquí el reencuentro!