Si hay algo que gana resaltar a Venezuela entre demás países de la región es su extensa oferta gastronómica. Aquí están presentes opciones para todos los gustos, brindándonos desde opciones básicas para un desayuno en casa hasta platos exquisitos para momentos especiales, los cuales quedarán inmortalizados por la calidad de la comida.

Este país posee un suelo tan rico como diversificado. Todas sus creaciones culinarias se preparan con productos típicos de cada zona del país, donde cada alimento que termina en las cocinas de hogares o restaurantes posee un sello único que está plagado de esa calidez y generosidad tan característica de los venezolanos.

Visitar a la tierra de grandes personalidades como Franco de Vita, Ricardo Montaner y Carlos Baute es sinónimo de suma resistencia estomacal, debido a que encontrarás tantas alternativas deliciosas en cada ciudad y pueblo a visitar como para sentirte seducido por ellas. No te cansarás de degustar sus inconfundibles sabores, los cuales son una bandera insigne para cada venezolano que por razones obvias ha dejado su país en busca de mejores oportunidades.

Arepa Venezolana

Arepa Venezolana

Ese olor tan característico de cada platillo te atraerá poderosamente e incitará a romper la dieta. No quedan de la majestuosidad culinaria de un país que actualmente está sumido en una grave debacle por el odio e incompetencia de un puñado de inadaptados sociales, quienes pretender importar su fracaso modelo a otras latitudes muy cercanas a la nuestra.

Sí vez a un venezolano emprendiendo a través de su propia cultura gastronómica, apóyalo fervientemente. Detrás de esa creatividad e ingenio que transmiten estos caribeños, se enmarcan las ilusiones de toda una familia por salir adelante con esos platos tradicionales que les acompañaron por muchísimos años.

¿Te interesa darte un viaje por los mejores platillos de la gastronomía venezolana? ¡Sigue leyendo para hacerlo realidad!

Pabellón Criollo

Pabellón Criollo

Pabellón Criollo

La representación viva de la gastronomía venezolana es el pabellón criollo. No hay hogar o restaurant en este país que ofrezca este plato en sus cartas de menú, compuesto por arroz, caraotas guisadas, tajadas, carne mechada y queso. Probarlo en sumergirse en una auténtica explosión de sabores, debido a que combina lo dulce con salado de forma espléndida.

El pabellón criollo ha sufrido diversas variables con el pasar de los años. En las regiones del oriente del país se suele sustituir a la carne mechada por cazón, dándole un toque muy especial. También existen otras propuestas alternativas tales como la utilización de este platillo como relleno para preparados matutinos como arepas, pasteles andinos o empanadas. Sin embargo e indiferentemente de ello, nada logra restarle esa importancia que ostenta como un símbolo innato cultural de los venezolanos.

Arepas

Arepas

Arepas

En este artículo, era imposible omitir a una referencia obligada de la cultura gastronómica venezolana. Las arepas se han convertido en ese elemento distintivo de todos los ciudadanos de este país caribeño en el mundo, porque no existe lugar en el que estén sin un tradicional puesto de esta exquisitez u ofrecértelas como un refrigerio en cualquier reunión social.

Las arepas son tortillas de harina de maíz, las cuales van rellenas de diversos alimentos lácteos o proteicos. Su preparación es sumamente sencilla y encajan perfectamente para un desayuno o cena, debido a que tienen un carácter sumamente saciante. Asimismo, gozan de una fabulosa versatilidad para fungir como acompañante dentro de cualquier comida.

Hallaca

Hallaca

Hallaca

Así como otros países tienen sus propuestas culinarias para épocas decembrinas, Venezuela también tiene las suyas y la hallaca es una de ellas. Se trata de un delicioso tamal realizado con harina de maíz amarilla sazonada con caldo de gallina y pigmentada con onoto; Viene relleno de guiso de carne, cerdo, pollo o pescado según la región del país en la que sea preparado.

Suele envolverse en hojas de plátano para ser sometido a un proceso de cocción de hasta 4 horas. Aunque siempre es preparada para las cenas navideñas, también puede comerse en cualquier época del año. Se acompaña de ensalada rusa con gallina o pan de jamón.

La diáspora venezolano se ha encargado de popularizar a este delicioso plato al igual que los anteriores. Quien llega a degustar unas hallacas venezolanas, conocerá a la gloría a la tierra.

Cachapa

Cachapa

Cachapa

Una tortilla de maíz pilado será capaz de robarte el aliento por segundos. La cachapa es otra de las maravillas culinarias presentes en Venezuela, constituyéndose como una versión local de los tradicionales panqueques norteamericanos; Su preparación requiere de ingredientes como azúcar, huevo, sal, mantequilla, leche y el típico maíz pilado venezolano.

Todos estos elementos se mezclan hasta lograr una base homogénea, la cual se vierte en sartén o budare a llama alta y se le da vuelta por cada 5 minutos. Se sirve de diversas maneras pero las más comunes son las de Jamón y queso, así como también aquellas con queso de mano y cochino frito que son oriundas del centro-occidente del país.

Pasteles andinos

Pasteles andinos

Pasteles andinos

Esta es una de las mayores delicias de los andes venezolanos. Visitar ciudades como Mérida o San Cristóbal sin pobras sus autóctonos “pastelitos” como se les conoce coloquialmente es un pecado imperdonable, debido a que son parte fundamental de la cultura culinaria de esta zona de Venezuela.

Los pasteles andinos son una especie de tortillas pequeñas de harina de trigo, las cuales van cerradas y rellenas con cualquier tipo de alimento que podas imaginar. Lo decimos de esta forma, porque los flujos migratorios durante el siglo XX y lo que va del XXI han hecho que se produzca un proceso de transculturización al añadir otros ingredientes foráneos.

Una vez que están preparados son lanzados a una sartén o caldero con abundante aceite, donde serán freídos por 10-15 minutos hasta que estén crocantes y dorados. Suele ser aderezados con salsa tártara o picante según los gustos de cada comensal.