Dicen que los ojos son la ventana al alma, que son capaces de revelarte con el más mínimo gesto una emoción y hasta dejarte sin palabras. Es todo un mundo el que puedes encontrar en un par de ojos, sin importar la forma, color o tamaño que tengan. Todos te cuentan algo.

El fotógrafo turco Abdullah Aydemir conoce muy bien el lenguaje de la mirada, especialmente la de los niños.

Desde hace un tiempo ha estado trabajando en Estambul, según recogió BrightSide, retratando a diferentes niños y demostrando que sus ojos están llenos de historia y emociones, y son capaces de dejarte sin aliento e hipnotizarte con solo mirarlos.

Y es que sus ojos parecieran poder transmitir más que la imagen en la que están.

No podrás dejar de mirarlos, en serio.

¿Qué les parecen las fotografías?

Sorprendentes, ¿no?